Las ventajas de una estructura organizativa descentralizada

La descentralización es un tipo de estructura organizativa en la que la alta dirección delega las operaciones diarias y las responsabilidades de toma de decisiones a los gerentes de nivel medio y bajo. Esto libera a la alta dirección para centrarse más en las decisiones importantes. Para una pequeña empresa, el crecimiento puede generar la necesidad de descentralizarse para continuar con operaciones eficientes. La descentralización ofrece varias ventajas, aunque ceder el control puede resultar difícil para un empresario acostumbrado a tomar todas las decisiones.

Una mayor autonomía empodera a los empleados

Los empleados pueden ser empoderados al tener más autonomía para tomar sus propias decisiones, dándoles un sentido de importancia y haciéndoles sentir que tienen más participación en la dirección de la organización. También les permite hacer un mejor uso del conocimiento y la experiencia que han adquirido e implementar algunas de sus propias ideas. Los empleados empoderados pueden reducir la "burocracia" de una organización tomando la iniciativa de hacer el trabajo con un mínimo de aprobaciones gerenciales.

Aliviar la carga

La descentralización elimina parte de la carga de las operaciones comerciales diarias del propietario de la empresa. Cuando el propietario permite que otros realicen tareas como contratar nuevos empleados o pedir suministros, esto la libera para dedicar más tiempo a elementos generales, como planificar la expansión o reunirse con clientes importantes. Aunque puede ser difícil para algunos propietarios permitir este tipo de flexibilidad, las recompensas pueden ser sustanciales tanto para los empleados como para los propietarios de empresas.

Preparación para emergencias

Puede surgir una situación en la que el propietario de la empresa deba estar lejos de la empresa durante un período prolongado debido a una enfermedad u otro tipo de emergencia. Una estructura descentralizada brinda una mejor oportunidad de que la organización mantenga la autosuficiencia porque los gerentes y empleados están acostumbrados a trabajar de manera autónoma. Pruebe el proceso dejando el negocio por una semana o dos (quizás unas vacaciones) y evaluando los resultados cuando regrese.

Toma de decisiones más eficiente

Una organización descentralizada puede tomar decisiones más rápidamente que una con una estructura centralizada. Un gerente a menudo puede tomar una decisión sin tener que esperar a que ascienda en la cadena de mando, lo que permite a la organización reaccionar rápidamente ante situaciones en las que una acción rápida puede significar la diferencia entre ganar o perder un cliente.

Facilidad de expansión

Para una empresa en crecimiento, la descentralización puede facilitar el proceso de expansión. Por ejemplo, si la expansión da como resultado la apertura de una nueva unidad de negocios en un área geográfica diferente, la descentralización permite que la nueva unidad opere como una entidad independiente, lo que significa que puede reaccionar más fácilmente a las necesidades específicas del área, como decidir vender productos. que atraen al mercado local.