¿Cuáles son los peligros de los torrentes?

Oficialmente, un torrent es un archivo que contiene metadatos relacionados con una película, canción, software o foto descargada de una red peer-to-peer, aunque el término se usa comúnmente para referirse a cualquiera de los tipos de archivos P2P mencionados anteriormente. Los torrents son únicos en el sentido de que ningún sitio web los mantiene ni los distribuye; en cambio, esas tareas recaen sobre los usuarios de las redes P2P, quienes, una vez que un archivo comienza a descargarse, inmediatamente comienzan a "sembrar" - o proporcionar sus datos descargados para que otros los carguen - a otros participantes P2P. Como resultado, las descargas de torrents son generalmente rápidas y convenientes. Pero antes de subirse al tren P2P, es una buena idea comprender primero los riesgos que implica la descarga de torrents.

Riesgos de malware

Dado el papel fundamental que desempeña una computadora en el funcionamiento de una empresa típica, la descarga de un virus paralizante o un archivo malicioso podría hacer que una empresa se detenga completamente. Si bien las descargas de torrents pueden presentar tal riesgo, la verdad es que no es mayor que con cualquier otro tipo de archivo, independientemente de la fuente. Cuando se abre malware de torrents disfrazado, a menudo es porque el descargador ha desarrollado una falsa sensación de seguridad hacia las redes P2P. No es raro que un usuario que nunca soñaría con abrir un archivo adjunto de correo electrónico no solicitado haga doble clic en un torrent descargado, a pesar de que sabe tanto sobre el cargador original como sobre cualquier spammer de correo electrónico. Después de descargar un torrent legal, siempre escanee el archivo con un programa antivirus antes de ejecutarlo.Algunos programas de interfaz de torrents incluso ofrecen complementos que escanean automáticamente los archivos entrantes.

Seguridad de datos

Muchos oponentes del intercambio de archivos P2P afirman que cargar un torrent abre una puerta de entrada a otros datos almacenados de una PC. Esta afirmación puede ser especialmente preocupante para los propietarios de empresas, que temen que los archivos de los empleados, la información de nómina y otros datos valiosos de la empresa se vean comprometidos. Sin embargo, esto solo es cierto si esos datos se guardan en la misma carpeta que el torrent que se está cargando. Debido a que los archivos descargados a través de sitios de torrents se transmiten a otros usuarios, de forma predeterminada se almacenan en una carpeta que permite compartir su contenido. Por lo tanto, a menos que tenga el hábito de almacenar datos comerciales críticos en la carpeta de descarga de torrents de su computadora, los secretos de su empresa deben estar seguros. Aún así, por el bien de la seguridad, es una buena idea desactivar el uso compartido de carpetas personales.

Vulnerabilidad

Aunque las redes P2P no representan una amenaza directa para los datos valiosos de su empresa, se sabe que ayudan a los piratas informáticos en línea a obtener acceso a ellos. Cuando se descarga un torrent, la persona que lo recibe puede ver las direcciones IP de todos los pares que contribuyen. Los piratas informáticos en línea a veces recopilan esta información para poder atacar una computadora a la vez hasta que se encuentre una vulnerable. La mejor defensa contra este tipo de ataque debería ser obvia: asegúrese de que su PC no sea vulnerable. Escanee con frecuencia sus discos duros en busca de virus y malware, desactive "Asistencia remota" y "Escritorio remoto" en Propiedades del sistema y desmarque cada uno en la lista de excepciones de su firewall, desactive el uso compartido de carpetas y establezca contraseñas para carpetas importantes.

Problemas legales

Probablemente, el mayor riesgo asociado con los torrents no tiene nada que ver con la infección de malware, la filtración de datos o el robo de información de la empresa. Una buena parte de los archivos disponibles a través de las redes P2P contienen material con derechos de autor, lo que hace que compartir esos datos sea ilegal. Además, las probabilidades de que atrapen a un compartidor de archivos ilegal son mayores ahora que nunca. Las industrias del cine y la música emplean agencias que recorren Internet en busca de infractores, lo que logran rastreando las direcciones IP de los usuarios que suben el video y monitoreando los rastreadores integrados ocultos en películas y canciones con derechos de autor. Las sanciones van desde la suspensión del servicio de Internet hasta 10 años de prisión y 250.000 dólares en multas. Para evitar problemas legales, que probablemente no serían buenos para los negocios, limítese a descargar archivos gratuitos o sin derechos de autor, o simplemente manténgase alejado de los sitios web P2P.