Propósito de la comunicación en los negocios

La comunicación no se trata de la forma en que se transmite el mensaje. Ni siquiera se trata del mensaje en sí. La comunicación tiene que ver con la comprensión y la forma en que se transmite mutuamente entre un remitente y un receptor. Dicho esto, si no existe tal entendimiento mutuo, la comunicación no está ocurriendo.

No se puede subestimar la importancia de la comunicación en los negocios y, como tal, debe ser eficaz para que el negocio funcione sin problemas. De hecho, la comunicación es un aspecto esencial de la gestión de una empresa. Las funciones básicas de un gerente no se pueden realizar si no existe una comunicación efectiva entre el gerente y los empleados.

El tipo de comunicación que ocurre en los negocios se conoce como comunicación comercial e implica el flujo de información de un lado a otro entre los superiores y los inferiores, así como de lado a lado. Lo que eso significa, básicamente, es que la información fluirá hacia abajo en las filas de una empresa, así como a través de ellas. Los gerentes deben comunicarse con los supervisores que necesitan comunicarse con sus equipos. Los colegas necesitan comunicarse entre sí. Todo esto debe suceder sin problemas o, de lo contrario, reinarán el caos y el caos en el negocio.

Las organizaciones son cada vez más grandes día a día, y algunas de las más grandes del mundo tienen cientos de miles de empleados. Con el tamaño creciente de una organización, el número de jerarquías a observar, así como la complejidad de la estructura organizacional solo aumenta. En el proceso, el trabajo de administrar la organización se vuelve cada vez más difícil.

En una organización grande, quizás incluso más que en una pequeña, es necesaria una comunicación empresarial eficaz para dirigir las actividades del día a día de la organización. Permite obtener retroalimentación inmediata y evitar malentendidos que puedan surgir.

Tampoco se supone que la comunicación ocurra simplemente dentro de la organización. También debería suceder sin él. La organización debe poder comunicarse con la sociedad que la rodea para hacer que la sociedad funcione de una mejor manera que beneficie a todas las partes involucradas. Para que cualquier equipo, organización o sociedad crezca, las brechas de comunicación deben cubrirse antes de que crezcan demasiado.

Cuando se trata de comunicación empresarial, se trata de objetivos. En ese sentido, está orientado a objetivos. Cuando se comunica, debe hacerlo con un objetivo determinado en mente. Por ejemplo, si la empresa tiene un conjunto de reglas, regulaciones y políticas, entonces debe buscar comunicárselas a los empleados de la organización para que sepan qué se espera de ellos. Si desea que su empresa defienda ciertos valores y principios en lo que respecta al cliente y a la sociedad en general, debe encontrar una manera eficaz de comunicar estos valores y principios a sus empleados para que sepan cómo hablar con sus clientes. la próxima vez que interactúen con ellos. Si no sabe cuál es el objetivo de su comunicación, entonces no está comunicando nada. A eso lo llamamos ruido.

La comunicación empresarial también ocurre a través de los canales. Hemos recorrido un largo camino como raza humana en términos de los canales que usamos para comunicarnos entre nosotros. Con el desarrollo del lenguaje, gran parte de la comunicación fue oral, y los humanos pasaron conocimiento e información a otros humanos a través de la boca. A veces usamos acciones, ya sea a través del lenguaje corporal o mediante el uso de otros métodos, como señales de humo. Sin embargo, la mayor parte de la comunicación se restringió a la comunicación oral. Con la invención de la escritura, tuvimos otro canal de comunicación, que resultó ser un poco más permanente que el habla. Ahora se puede registrar información para la posteridad y el conocimiento se puede transmitir de padres a hijos sin perder precisión.

Por supuesto, hemos recorrido un largo camino desde entonces y hemos desarrollado muchos otros canales a lo largo del camino, cada uno de los cuales ha demostrado tener grandes ventajas sobre sus predecesores. En los negocios, en particular, se ha producido una especie de evolución rápida en cuanto a los canales de comunicación que utilizamos. Comenzamos con solo papeleo y llamadas a teléfonos fijos. Ahora tenemos nuestros teléfonos inteligentes, correo electrónico, videollamadas, redes sociales, comunicaciones por satélite, software especializado en trabajo en equipo, etc. Incluso estamos comenzando a explorar el uso de tecnologías como la realidad virtual y aumentada como canales de comunicación. El futuro es brillante, no hace falta decirlo.

No es ningún secreto que la comunicación está creciendo a un ritmo acelerado. Tan rápido, de hecho, que corremos el peligro de olvidar por qué la comunicación es tan importante en los negocios. ¿Cuál es, exactamente, el propósito de la comunicación en los negocios?

El propósito de la comunicación empresarial

La comunicación empresarial es importante para los gerentes, ya que les ayuda a llevar a cabo sus funciones básicas dentro de la organización. Deben tener toda la información relacionada con las tareas específicas, así como toda la organización y luego deben buscar comunicar esta información a los empleados de la organización. Deben tratar de comunicar sus objetivos a sus subordinados para asegurarse de que todos los miembros de la organización estén trabajando para lograr los objetivos de la organización.

Gran parte del tiempo que pasa un directivo en una organización se dedica a la comunicación. Ya sea que la comunicación sea cara a cara o usando algún otro canal, ocupa una parte saludable del día del gerente.

El propósito de la comunicación empresarial se puede resumir en algunas funciones principales:

Motivación

Los gerentes deben comunicar a los empleados las tareas que deben realizar, los plazos de estas tareas y la forma en que deben llevarse a cabo. Sin embargo, la comunicación no se trata solo de permitirles hacer esto. También se trata de permitirles que lo hagan de una manera que motive a los empleados a trabajar más duro y mejor. Un buen comunicador sabe cómo encajar su mensaje con la cantidad justa de motivación para que el receptor realmente quiera aceptar el mensaje.

El intercambio de información

La comunicación representa los engranajes de las ruedas de una organización que permiten que la información fluya de un lugar a otro. Para que las decisiones se tomen de manera más eficaz dentro de la organización, primero debe haber un flujo fluido de información. De esa manera, los principales responsables de la toma de decisiones saben que las decisiones que toman han tenido en cuenta todos los hechos y están actualizadas.

Socialización

Los negocios no se tratan solo de trabajo. A veces también se trata de jugar y hacer que la gente se abra y se relaje. La comunicación también ayuda con el aspecto de socialización de los negocios. Es una parte normal de la naturaleza humana que siempre querremos abrirnos y comunicarnos cuando estemos en presencia de otras personas. Ya sea que se trate de bromas regulares entre empleados o socialización con el fin de establecer contactos en las fiestas de negocios, la comunicación hace posible que los empresarios se hablen de manera informal en entornos sociales y está involucrada en la creación de buena voluntad en la comunicación empresarial.

Controlar

Una de las funciones clave de un gerente es el control. Normalmente, un gerente querrá controlar los comportamientos y acciones de los empleados dentro de una organización. Sin embargo, estos empleados no son robots y no pueden ser controlados ni obligados a hacer nada. Ahí es donde entra en juego la comunicación. Para que sus empleados hagan cualquier cosa, debe comunicar lo que quiere a sus empleados.

La comunicación da vida a los negocios

Mientras piensa en el resultado final de su negocio, piense también en la comunicación. Puede descubrir que la comunicación es el factor crucial para decidir el futuro de su negocio. Mientras sea efectivo, todo lo demás funcionará bien.