Cómo iniciar un negocio de ropa en casa

El diseñador Marc Jacobs dijo: "La ropa no significa nada hasta que alguien vive con ella". Cuando tienes un negocio de ropa, estás vendiendo más que moda, estás vendiendo sueños. Vendes ropa que da confianza a la gente. Es bastante fácil comenzar su propio negocio de ropa en casa, siempre que tenga los pasos clave para hacer realidad su sueño.

¿Qué tipo de ropa quiere vender?

Decide qué nicho es tu enfoque. Debe ser algo que le interese, por lo que tiene suficiente pasión por su negocio de ropa para seguir adelante cuando las cosas se ponen difíciles. Tiene la opción de vender ropa nueva, ropa usada (vintage) o ambas. Concentrarse en un tipo de ropa distinto ayuda a crear conciencia de marca, de modo que cuando las personas piensan en vestirse para determinadas ocasiones, piensan primero en su empresa.

Decida la estructura de su negocio

Puede administrar su negocio como propietario único, que es la forma más rápida y fácil de comenzar. También proporciona muy poca protección legal en caso de que enfrente una demanda relacionada con el negocio en el futuro.

Si se decide por otro tipo de negocio, como una sociedad de responsabilidad limitada (LLC), registre su negocio a través de los canales legales de su área. El registro generalmente se realiza a través de la oficina del Secretario de Estado de su estado, aunque algunas ciudades grandes tienen su propio proceso de registro por separado.

Este también podría ser un buen momento para considerar la posibilidad de registrar su marca.

Obtén un espacio creativo

Decida qué habitación o habitaciones de su hogar se dedicarán a su negocio. El espacio debe estar limpio con buena iluminación y debe inspirarte. Junto con las necesidades como una computadora y una impresora, piense en cómo desea que se vea. Tener una hermosa oficina en casa puede motivarte a ponerte manos a la obra y seguir adelante.

Tenga en cuenta los problemas de acceso. Es posible que no desee que los clientes pasen por la cocina, con platos desordenados en el fregadero, de camino al área de exhibición de ropa.

Encuentra un mayorista

Encuentre un mayorista, también conocido como fabricante. Si es posible, busque un negocio de ropa existente que esté dispuesto a ayudar proporcionándole algunos contactos internos. Sin eso, haz una lista de empresas que fabrican el tipo de ropa que quieres vender y mira quién te dará los mejores precios. Descubra qué fabricantes le enviarán los artículos a sus clientes para que no tenga que hacerlo usted mismo. Esto se denomina envío directo y es un servicio comúnmente proporcionado en la industria.

Si, en cambio, se está aventurando en el negocio de la ropa usada, es probable que haya muchas tiendas de segunda mano locales y fuentes similares que pueden servir como diversas fuentes de suministros de ropa.

Hacer un sitio web

Un sitio web totalmente receptivo que se vea bien y se pueda navegar fácilmente desde cualquier tipo de dispositivo es fundamental. Comuníquese con el fabricante para obtener imágenes de la ropa que vende, junto con descripciones detalladas de cada artículo y cómo le queda, para que pueda enumerarlo. Asegúrese de que todas las descripciones sean minuciosas y completas para que los clientes realmente sepan lo que están pidiendo. Puede construir su sitio usted mismo o contratar a alguien para que lo haga.

Métodos de pago

A menos que esté administrando su tienda de ropa como un negocio solo en efectivo, deberá registrarse para obtener una cuenta de comerciante en su banco para recibir pagos con tarjeta de crédito de los pedidos en línea y también de la mercadería que se vende en las tiendas. Considere si desea aceptar ApplePay o PayPal y configure su negocio para recibir pagos de esas empresas.

Optimización de motores de búsqueda

Optimización de motores de búsqueda (SEO) significa que los términos de motores de búsqueda más comunes asociados con las descripciones y los nombres de los productos que se encuentran con mayor frecuencia en su sitio coincidirán. Esto coloca a su sitio más arriba en la clasificación de los motores de búsqueda para que más personas vean su marca en la parte superior de sus resultados de búsqueda. Puede contratar ayuda externa o aprender a hacerlo usted mismo, pero es una parte crucial para ser competitivo en el negocio de la ropa.

Presencia en redes sociales

Pinterest, Facebook e Instagram son sitios de redes sociales muy visuales con grandes plataformas. Registre su negocio en cada uno, así como en cualquier otra red social (como Linkedin o Twitter) que le parezca relevante. Publique contenido atractivo a intervalos regulares, pero asegúrese de no publicar con demasiada frecuencia, a nadie le gusta el spam. Incluya también los enlaces de sus redes sociales en su sitio web.

Es un regalo para ayudar a los demás a sentirse tan bien con su ropa como tú cuando eres dueño de tu negocio. Investigue y reserve bastante tiempo para hacer el trabajo preliminar necesario para tener un negocio de ropa en casa. Siempre vale la pena soñar en grande y soñar maravillosamente.