¿Por qué Gmail no me deja abrir mi correo?

Para cualquier empresa que dependa del sistema Gmail de Google, el mal funcionamiento puede causar un serio dolor de cabeza. Para solucionar problemas con Gmail que no puede abrir su correo, identifique la causa raíz: podrían ser los mensajes que está intentando abrir, su navegador web, una infección de malware en su sistema o incluso el propio Gmail.

Mensajes individuales

Si tiene problemas para abrir solo uno o dos mensajes, es probable que el contenido de estos mensajes sea el culpable. Es posible, por ejemplo, que contengan HTML u otro código que Gmail no pueda mostrar correctamente. Comuníquese con el remitente del correo electrónico para obtener ayuda o intente acceder a los mensajes a través de un cliente de escritorio a través de los protocolos POP o IMAP compatibles con Gmail (acceda a la configuración de la aplicación para configurar estas opciones). Si los mensajes no son deseados o no deseados, puede usar el botón "Spam" dentro de Gmail para informarlos como correo no deseado.

Error de Gmail

Otra posibilidad es que una falla temporal en Gmail le impida ver los mensajes. Espere unos momentos e intente acceder a los correos electrónicos nuevamente. Si el problema persiste, consulte el Panel de estado de Google Apps en línea para ver si hay algún problema conocido por Google que pueda estar afectando la confiabilidad de la aplicación. Si se enumeran los problemas, debería ver un enlace a más detalles junto con una estimación de cuándo llegará la solución o cuándo se publicará una nueva actualización.

Problema del navegador

Su navegador web puede estar afectando su capacidad para revisar sus mensajes de Gmail, pero puede verificar rápidamente si este es el caso probando con otro navegador. Consulte la documentación de su navegador para obtener instrucciones para borrar el caché y las cookies de la aplicación, restablecer la configuración del programa y deshabilitar posibles extensiones y complementos problemáticos. Todos estos pasos pueden solucionar problemas para acceder a Gmail, al igual que desinstalar y reinstalar el navegador para restablecer sus opciones de configuración clave y reemplazar cualquier archivo de programa principal que pueda haberse dañado. Como regla general, asegúrese de estar siempre ejecutando la última versión del software de su navegador para minimizar la posibilidad de problemas de compatibilidad con los sitios que visita.

Solución de problemas adicional

Una conexión a Internet irregular o excesivamente lenta también puede causar problemas para Gmail, y puede probarlo visitando otros sitios o descargando algunos archivos de Internet. Otra posibilidad es que un programa de seguridad en su sistema o un programa de malware esté interfiriendo con el funcionamiento de Gmail: actualice sus herramientas antivirus, antispyware y de firewall a las últimas versiones y verifique que Gmail no esté listado como bloqueado o potencialmente peligroso. sitio. Luego, ejecute un análisis completo del sistema para buscar problemas de malware en su computadora.