¿Son los perros calientes un alimento de gran beneficio para los vendedores?

El hot dog americano puede ser la base de una pequeña empresa próspera para un emprendedor hambriento. Los hot dogs siempre están en demanda en nuestra cultura de llevar y llevar. Los estadounidenses gastaron más de $ 3 mil millones en 2018 en salchichas, según el Consejo Nacional de Perritos Calientes y Salchichas. Por increíble que parezca, un vendedor de perritos calientes puede ganar seis cifras al año. Esto se debe a que los costos iniciales están fácilmente al alcance y el margen de beneficio de los perros calientes y productos asociados puede ser astronómico.

Sumando sus costos

Un hot dog con pan y condimentos le cuesta a un vendedor en promedio entre 45 y 80 centavos para preparar, dependiendo del proveedor y la calidad de la carne. Si vende ese hot dog por $ 3.25, tiene un margen de beneficio de aproximadamente el 300 por ciento.

No olvide las cebollas, el condimento, el chucrut, el queso o el chile. Estos complementos pueden costar 50 centavos cada uno. Los refrescos y las papas fritas también tienen un buen margen de beneficio, por lo que sus ganancias aumentan si los vende junto con los perros calientes.

Determine su precio

¿Cómo se fija el precio de su perrito caliente? Eso depende del volumen y la ubicación. Si su carrito está estacionado afuera de un edificio de oficinas concurrido en una ciudad importante, puede cobrar un precio más alto que el de un vendedor ubicado en un campo de béisbol comunitario en una ciudad pequeña. Las tarifas para el carro de empuje también son mucho menores que las tarifas que se cobran al operar un carro estacionario.

Los precios de los perros calientes en los estadios de las Grandes Ligas de Béisbol promedian $ 5.01; que refleja el promedio nacional para un vendedor de perros calientes. El hot dog de la MLB más barato te costará 1,50 dólares en un partido de los Orioles de Baltimore. Pero desembolsará más de $ 6.50 en una caseta de los Mets de Nueva York.

Ubicación, ubicación, ubicación

Al igual que los bienes raíces, vender perros calientes se trata de ubicación. Puede cobrar una prima si estaciona su carrito de perros calientes fuera de un lugar concurrido que atrae a clientes adinerados, por ejemplo, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. No es inusual que los vendedores en Nueva York, como cerca de Central Park, paguen $ 300,000 cada año en alquiler a la ciudad. Si pueden permitírselo, imagine su volumen de ventas y margen de beneficio.

Tenga en cuenta el equipo del proveedor

Un carrito de perros calientes nuevo y trucado puede costarle entre $ 4,500 y $ 20,000, pero uno usado oscila entre $ 1,000 y $ 5,000. La mayoría de los carros vienen con un asador y un vaporizador integrados. Deberá comprar salchichas y bollos de buen sabor a granel para obtener el mejor precio. Eso también se aplica a los artículos secundarios.

Muchos vendedores encuentran buenos precios en los almacenes de clubes. Vender un delicioso hot dog ayudará a garantizar que los clientes repitan. Además, deberá cumplir con las regulaciones locales de licencias comerciales, de seguridad y de alimentos para vender legalmente perros calientes en la calle.

Disfrute de grandes devoluciones

Cada perrito caliente que venda puede significar una ganancia de $ 1 a $ 2. Venda 100 perros en un día al precio promedio y habrá ganado más de $ 200. Eso es $ 52,000 al año. Vende 200 al día y ganarás más de $ 100,000, el ingreso promedio de un vendedor de perritos calientes. Las ganancias potenciales de un vendedor de perros calientes son mucho más que el salario promedio de un trabajador estadounidense típico.